Últimos días del Festival de Sitges 2016

October 14, 2016

Ya estamos a viernes y mañana se sabrán las películas premiadas de esta 49ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya. Por ahora, repasemos qué películas hemos podido ver estos últimos días, donde han habido gratas sorpresas como ha sido Desierto o The Wailing, y decepciones como 31 de Rob Zombie o Dog Eat Dog. Además, me atrevo a hacer un pronóstico de cual podría ser la película premiada a mejor película de esta edición.

 

 

 

Arriba podéis ver un fotograma de Raw, o Grave o Crudo, segun un país u otro la llame. Fue una sensación en la pasada edición del Festival de Cannes causando 2 desmayos en el público. La verdad es que si eres sensible a escenas visualmente reales donde incluya sangre y otros, tal vez debas pensarte su visionado. Pero ojo, on estamos ante la sangrienta 31 de Rob Zombie, que también se ha podido ver en el festival, y que en realidad no muestra nada nuevo, sino que parece un videoclip de vísceras, desmembramientos y tripas por doquier, que no tienen valor ninguno para el espectador, sino ponerlas ahí sin más. Personalmente, o Rob Zombie aporta algo diferente en los próximos años, o tiene los días contado. 31 es una película que 3 minutos después del salir del cine, ya no la recordarás.

En cambio Raw, sin mostrar ni el 25% de sangre que podemos ver en la película de Zombie, crea mucho más impacto: por su história, su contenido, y el cómo están rodadas. Personalmente, tuve que apartar la vista en una escena de un dedo (por no hacer spoilers), donde si la seguía viendo, seguramente o me hubiera mareado o vomitado.

 

 

 

Una de las grandes esperadas era Blair Witch (sobretodo para un servidor cuya primera parte me traumatizó, literalmente hablando). Pues bien, esta nueva versión (que no remake) dirigida por Adam Wingard (You are Next, The Guest), nos inmersa en una primera parte que me pareció un clon de su original. Por momentos pensé: es un remake? porque sí sigue así lo parece. Por suerte, llega un momento en que el filme muestra todo su esplendor en su segunda parte y no te deja ir en ningún momento. Cuando la proyección acabó en el Auditori Melià, hubieron muchos aplausos... pero también muchos silvidos. Se dijo que si la película era más de lo mismo y no enseñaba nada. Como fiel seguidor de El proyecto de la Bruja de Blair, les recomiendo que la vean de nuevo, pues esta nueva entrega sí muestra más cosas nunca vistas antes, y es una muy buena continuación. Y no cuento más por no hacer spoilers.

 

 

Hace pocos años tuve el placer de ver en el festival The Yellow Sea, un filme de acción y persecuciones que fue brutal. Su director se llevó el premio por su labor dirigiendo tal maravilla. Luego busqué qué más habia hecho, y pude ver otra gran película: The Chaser (un thriller con asesinatos macabros). Si no las habéis visto, ya estaís tardando. Pues bien, ha vuelto a Sitges para traernos The Wailing. La verdad es que a día de hoy sigo recordando la película. Tal vez es la que por dentro me ha impactado más. Dura 2h y media, y muestra como en un pequeño poblado empiezan a suceder una serie de muertes poco comunes. Lo curioso es que la trama empieza como si fuera una comedia, donde el protagonista parece el típico policia bobalicón que no sabe hacer nada y es muy patoso. Mira tu por donde, que eso es solo al principio de todo... la trama empieza a girarse hasta tal punto, que te inmersa en una atmósfera lúgubre, sin salida, fria y sombría. Te mostrará cosas que seguramente en pocas películas has visto, y más aun rodadas de esa manera. Chamanismo, rituales y otros semejantes. De lo mejorcito!

 

Dog Eat Dog nos presenta a Nicolas Cage y William Dafoe en una comedia negra, donde tres hombres acaban de salir de la carcel por robo, drogas y otros, pero deben mantener de nuevo su tipo de vida al que estaban acostumbrados, y evitar a la vez volver a prisión. Su primera parte es entretenida, y sus dos protagonistas están perfectos en respectivos papeles. El problema es que la última parte es un poco... complicada, extraña y olvidable.

 

Otro título a mencionar es Carnage Park (con Ashley Bell como absoluta protagonistas - El último exorcismo-) en este escape from the desert, que es bastante entretenido. No espereis ninguna maravilla, pero la verdad es que la última parte muestra un par de escenas muy interesantes. Otro film que por definición seria muy similar, sería Desierto, dirigido por el hijo de Alfonso Cuarón, llamado Jonás Cuarón. La premisa es la misma: un loco con una escopeta persigue por el desierto a su protagonista. Aunque el origen de donde vienes los protas es diferente, el seguimiento es el mismo. Lo que sí es totalmente diferente es su dirección. Jonás ha dirigido un filme impecable. Limpio, firme, tenso e intrigante.

 

 

 

Para finalizar el artículo mencionar que el director indio que se llevó el premio a mejor película asiática hace pocos años por Ugly, ha vuelto éste año con Psycho Raman, un thriller sobre un asesino en serie que está muy bien, pero queda muy lejos de la premiada película anterior. También comentar ese drama familiar con toques fantásticos llamado Before I Wake, que se ha vendido un poco como película de miedo, y que nada más lejos de la realidad. Película que no hace falta dedicarle su tiempo la verdad.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ÚLTIMOS POST: 
Please reload

Palmarés Mostra FIRE! 2019

June 19, 2019

1/5
Please reload