Your Name se estrena el 7 de abril en cines

April 3, 2017

Desde Ochoframe hemos tenido la suerte de poder ver como dios manda el gran taquillazo de animé del 2017. Se trata de Your Name. Queda muy poquito para que se estrene en algunas salas de nuestro país. A continuación podéis leer la crítica a manos de Héctor Medina Calle.

 

No me enteré precisamente rápido del exitazo que esta película estaba teniendo en Japón y las primeras noticias y críticas que leí la tildaban de obra maestra digna de Miyazaki. Me emocioné. Más tarde descubrí que ya había visto algo de Makoto Shinkai, “El Jardín de las palabras”, un corto con una animación preciosa, detallista y muy cuidada. Y aunque el propio contenido del corto, en cuanto a historia y narrativa, no había sido brillante, fue suficiente: tenía que ver “Your name”.

 

En cuanto comienza se aprecia esta animación característica con trazas de hiperrealismo que se pudo ver en “El Jardín de las palabras”. Se nota en el trato de la luz, reflejos, cristales, agua, cielos. Se hace de una forma sutil que se integra bien con la animación de siempre, que no canta y consigue un estilo propio y muy agradable a la vista. También se nota en muchos detalles de escenarios, paisajes y diseño de personajes, en los que se ve un trabajo muy medido y hecho con cariño. Por poner un pero a esto, en cuanto la película arranca estos efectos se van diluyendo en algún momento y la animación pierde esa identidad a ratos. No hubiera estado fuera de lugar “abusar” un poco más de este detallismo tan característico.

 

                Podríamos elegir decir dos cosas sobre el la película y es que, o carece de una introducción, o es que esta es casi la primera mitad del metraje. Desde el comienzo se va al grano de lo que ocurre entre los dos personajes principales, con un tono que pretende ser cómico. Aunque no es hilarante (podríamos tirar de estereotipos y achacárselo al humor oriental), alguna sonrisa tonta saca.

Se hace relativamente fácil empatizar con los protagonistas, y habiéndolo hecho en mi caso, la parte central de la película, aunque llevable, se ralentiza. Si no lo consigues, la película puede convertirse en una colección soporífera de planos paisajísticos con alguna frase de fondo sobre el destino, la soledad y el amor. Y es que nadie dice que no se pueda hablar del amor sin pasar por la ñoñería, pero “Your name” la roza en muchos momentos. Aún con esto sí que hace planteamientos interesantes, y es que sin ir más lejos, tratándose de un intercambio de cuerpos, el uso de la empatía para abordar y solucionar conflictos en diferentes ámbitos está ahí.

 

Llegados a este punto, y habiendo visto un metraje bonito y entretenido por momentos, no parece que vaya a haber ningún aliciente más y que todo será un globo deshinchándose hasta el desenlace. Pero de pronto no es así, y es que se revela un dato clave que da un giro a la trama y sorprende. A partir de ese momento la película adquiere un poco más movimiento que, sin ser tampoco de una acción vertiginosa, se agradece. Esto adereza muy bien el clímax de la historia que, esta vez sí, puede llegar a emocionar. Esta última parte junto con un epílogo previsible pero obligadísimo, salvan a la película de ser relegada a “una del montón”.

Si bien “Your name” es diferente, bonita y entretenida, no es la maravilla que me anticipaban igualándola a obras maestras de la animación japonesa como son muchos de los largometrajes de estudio Ghibli. Sin embargo, en esta comparación hay que decir algo en favor de Shinkai, y es que gana por goleada a películas del aclamado estudio que abordan una historia, igual que esta, con un punto de vista que se vuelca en lo emocional y muy centrado en los sentimientos de los protagonistas, como pueden ser “Puedo escuchar el mar” o “Recuerdos del ayer”.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ÚLTIMOS POST: 
Please reload

Palmarés Mostra FIRE! 2019

June 19, 2019

1/5
Please reload